La historia y tradición vitivinícola de nuestra viña comienza en 1942 cuando nace Vinos Chudal. Prestigiosa elaboradora y distribuidora de mostos de Chillán, la cual abastecía la zona desde Parral hasta Puerto Montt enfocándose en la venta de vino en formato garrafa y granel. Cerca de seis décadas después, a comienzos del 2000 la empresa ya en manos de la segunda generación de la familia, decide incorporar viñedos a 20 kilómetros al poniente de la ciudad, sector ubicado en la confluencia de los ríos Ñuble y Chillán; siendo los pioneros en el uso del sistema de conducción Scott Henry Modificado en el Valle del Itata. El fin de estas plantaciones fue el de proveer uva categoría Premium a importantes entidades exportadoras de vinos, que buscan en el mercado acceder a fruta de baja producción, con restricción hídrica, que se desarrolle y manifieste en distintos tipos de suelo. Actualmente, en una etapa donde está involucrada la tercera generación familiar, la empresa se ha transformado en productora de vinos embotellados, dando inicio a Riveras del Chillán; viña con un claro objetivo de vinificación a baja escala, aplicando técnicas de buenas prácticas agrícolas como el trabajo manual del viñedo y respeto por el cuidado del medio ambiente.